Tomar un punto de partida.

En una ciudad como Bogotá, donde los bolardos sobran, una propuesta como la del Diseñador Adrian Blanc queda como anillo al dedo. Aprovechando estos elementos de mobiliario urbano como punto de partida se generan nuevos usos proponiendo una solución simple y creativa.

Creditos:
Cristóbal Páez
Si quieres ampliar la información visita Experimenta